En año 1978, Salvador Cánovas Cava apodado El Lobo en Alhama de Murcia, trabajador incansable en sus labores agrícolas y su esposa Antonia Balsas López, decidieron aprovechar un bajo de su nueva vivienda para instalar un bar que diera trabajo para toda su familia y que llamo Bar filipinas ya estaba ubicado en el barrio del mismo nombre aunque siempre fue llamado entre sus habituales la Casa del Lobo.

Se empezó siendo un lugar de encuentro en Alhama para todas las personas que salían ó entraban al pueblo desde la carretera de Cartagena.

Lugar habitual para el café de las mañanas, lugar excepcional para los almuerzos con numerosas tapas caseras elaboradas con especial esmero por su esposa Antonia y la colaboración de sus hijas Isabel y Cati, que servían con especial diligencia sus hijos Antonio y Pedro con el correteo entre sus piernas del benjamín de la familia Salvador de corta edad en aquellos días y todo con la colaboración y el control de Salvador padre que alternaba sus trabajos agrícolas con la ayuda a su mujer e hijos.

Al medio día los aperitivos y comidas se elaboraban y servían con el mismo afán de superación, llegando los fines de semana a ser el referente de una nueva costumbre que aun hoy sigue siendo preferencial, el pollo asado, siendo este un asadero que servía sus pollos tanto para llevar así como para consumir en el local.

El restaurante Casa El Lobo es hoy un local totalmente distinto tanto físicamEn 1.998, veinte años más tarde su hija Isabel heredo tanto la sabiduría como el negocio y en compañía de su marido Paco y de sus hijas decidieron dar un nuevo impulso al negocio familiar mejorando y modernizando las instalaciones y elaborando una nueva y extensa carta de platos que significaron un importante empujón a lo que hoy es el restaurante Casa El Lobo.ente como en los criterios de trabajo pero manteniendo la autentica filosofía de trabajo y esfuerzo que impulso a su fundador, algo que le ha hecho perdurar a lo largo de sus años de vida.